10 cosas que no sabías de “Thriller”

Reconócelo: la primera vez que lo viste te sacudió el tembleque del miedo. Probablemente eras bastante joven e ingenuo. Vale, ahora ya no te provoca escalofríos (o sí), pero pónselo a tu hijo, o a tu sobrino. Y hazlo siempre con la habitación en penumbra. Se aterrorizarán. Thriller, el vídeo de la canción del mismo título de Michael Jackson, está considerado como el mejor videoclip musical de la historia. El disco se publicó en 1982 y es el más vendido de la historia. El vídeo se estrenó en 1983. Y, por supuesto, es una de las filmaciones más adecuadas para ver en Halloween. A partir de ahora te contamos cosas que seguramente no sabías de esta fastuosa producción…

1. No te imaginarías quién lo estrenó en España.
Thriller llegó a nuestro país justo después de las campanadas que daban la bienvenida a 1984, en un especial de Nochevieja presentado por Martes y Trece. Lo primero que vieron los españoles tras tomarse las uvas fueron los 14 minutos del vídeo más espeluznante de todos los tiempos. Normal que no lo olvidaran. El dúo humorístico ni siquiera presentó el vídeo. Y al acabar, ni una mención.

2. La chica del vídeo salió de ‘Playboy’, no ha levantado cabeza y denunció a Michael.
La actriz que interpreta al ligue de Jackson en el vídeo se llama Ola Ray, y su única experiencia había sido unas fotos eróticas en Playboy. No sabemos si Jackson estaba al corriente de estos antecedentes (era muy puritano en aquella época), pero el caso es que Ray acabó protagonizando, en el vídeo, uno de los gritos más legendarios de la historia de la música. Posiblemente la joven pensó que aquello era el inicio de una larga carrera, pero lo cierto es que nunca volvió a hacer nada medianamente relevante. En 2009 denunció a Jackson para reclamar derechos de autor atrasados. Pero el fallecimiento del cantante, pocos meses después, dio al traste con todas sus aspiraciones. Ola Ray sigue viva y buscando su lugar en el mundo.

mj

3. El más largo y el más caro.
Thriller nació para romper moldes: con sus 13,43 minutos, fue el vídeo musical más largo hasta el momento y también el más caro, medio millón de dólares (457.000 euros). Conservaría ambos títulos hasta mediados de los noventa, cuando el propio Michael Jackson decidió batir sus récords con un vídeo más caro (Scream: 7 millones de dólares) y otro más largo (Ghosts: 40 minutos). Sin embargo, ninguno logró igualar en popularidad Thriller, coronado en 1999 como el mejor vídeo musical de la historia por la audiencia de la cadena VH1.

4. Michael consiguió el dinero con una genial idea.
Su presupuesto, medio millón de dólares de 1983, era inasumible para su discográfica, así que Jackson y su productor idearon un sistema inédito para financiarlo a través de dos cadenas de televisión, MTV y Showtime. Ninguna de las dos quería pagar por un videoclip, considerado como un spot publicitario, así que pagaron por un making of de 45 minutos que podía computarse como documental. Así se financió Thriller, que contó con una infraestructura inédita en la época, diez días de ensayo incluidos. Valió la pena, porque en su época de mayor popularidad, MTV lo emitía dos veces cada hora. Sus promotores decidieron sacar una edición en VHS y vendieron un millón de unidades. Hoy cuenta con más de 358 millones de visualizaciones en Youtube. Contra todo pronóstico, salió muy rentable.

5. Un misterioso rótulo.
“Debido a mis fuertes convicciones personales, quiero subrayar que este vídeo de ninguna manera puede interpretarse como una declaración de fe en el ocultismo”. Estas palabras, que preceden a todas las versiones existentes de Thriller, tienen explicación: en aquellos años, Jackson era un miembro activo de los Testigos de Jehovah, y le preocupaba que le acusaran de satanismo.

6. Hubo invitados ilustres (aunque no salieran).
El rodaje del vídeo se convirtió en un lugar donde mucha gente iba “a ver qué se estaba cociendo allí”. El bailarín y actor Fred Astaire, ídolo de infancia de Jackson, acudió a los ensayos para ver la coreografía de primera mano. Jackie Kennedy Onassis, amiga del cantante y futura editora de sus memorias, también lo visitó en el rodaje.

7. Michael no quiso coger el teléfono al sabio del terror.
La estrella del cine de terror de los sesenta, Vincent Price, recita con voz cavernosa unos oscuros versos en Thriller. Cuando negoció sus derechos de autor le ofrecieron un porcentaje de los beneficios, pero él prefirió pájaro en mano: un único pago de 1.000 dólares (914 euros). Poco después, ante la extraordinaria popularidad del vídeo, Price quiso renegociar su contrato pero no obtuvo respuesta de Jackson, que dejó de cogerle el teléfono.

8. Convertirse en zombi no fue tarea fácil.
Si la paciencia no le venía de serie al cantante, durante el rodaje del videoclip tuvo que hacerse con ella. Michael aguantó maratonianas sesiones de maquillaje sin apenas moverse de la silla. Los maquilladores necesitaban cinco horas diarias para caracterizarle y transformarle en un convincente zombi.

making-of-thriller

9. La chaqueta tenía truco.
Jackson solía vestir piezas a medida. La chaqueta roja y negra en forma de V fue un diseño de Deborah Landis, la encargada de vestuario, que le puso grandes hombreras para hacerle parecer más corpulento, puesto que el cantante era muy delgado y enclenque.

10. Secretismo y acuerdo de confidencialidad.
Todos los participantes en el rodaje tuvieron que firmar un acuerdo de confidencialidad para mantener en secreto la localización del rodaje. Uno de los asistentes relató posteriormente al Telegraph que el equipo de producción llegó a filtrar mapas falsos para despistar a la prensa. Más de un periodista acabó perdido en el desierto al intentar llegar al rodaje de Thriller.

thriller

VÍA CARLOS PRIMO PARA LA REVISTA ICON.

COMPARTE LA ENTRADA

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *